Signo editores / Literatura a Mil

Vida (Ana García Herráez)

Comparte este post

Surgí de la intención de otros, de un chispazo de memoria ajena. El pasado depositó un germen de vida en células y alma y les regaló el potencial de soñar. Después nació este corazón moldeado por el flujo de la sangre desde el remoto silencio de la nada. Venas y pensamiento trazaron el camino para darme un cuerpo y una mente que surcaron a su antojo, dejando a su paso relieves y recovecos. Emergí en mi propia piel con el ansia de respirar, pude sentir como tomaban forma músculos y tendones… De dentro a afuera. De la penumbra a la luz. Con la primera inspiración se instaló en mi pecho la certeza de la muerte y supe que debía comenzar a derramar letras por el papel. Abrí los ojos, miré al destino a la cara y escuché mi nombre de labios del viento. Soy, mas no seré. Ágil transita ya mi mano por el tiempo para dejar escrita la historia de mi existencia. Así será hasta que el presente palpite en un instante huidizo que concluirá con mi último aliento mientras escribo la palabra “FIN”.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies