Signo editores / Literatura a Mil

El viaje (Marta de la Aldea Domínguez)

Comparte este post

María pasaba las tardes enteras planeando viajes a sitios lejanos. Sacaba los billetes, alquilaba habitaciones de hotel, planeaba visitas turísticas, revisaba minuciosamente los menús de los restaurantes… Y justo antes de que apareciese la pantalla que le obligaba a dejar un número de cuenta o un adelanto de la reserva, apagaba el ordenador y comenzaba a llorar. De esta manera, había coleccionado ya más de trescientos viajes frustrados que guardaba en algún apartado de su cerebro.
María sabía que algún rincón de cada lugar visitado se había quedado para siempre en su mente. Así, recordaba nítidamente ese hotel en Australia, ese paseo por la selva, la conversación en Grecia con un marinero, un beso furtivo en Nueva York, el hombre del que se enamoró en Brasilia, los zapatos que perdió en Viena…
En estas ensoñaciones estaba cuando le llegó la muerte. María apagó el ordenador y, sin soltar una sola lágrima, pensó: ‘por fin alguien me lleva a algún lado’.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies