Signo editores / Literatura a Mil

Venganza (Luis)

Comparte este post

La señora Hudson, le entregó la carta.
-Ábrala y léala, Watson – pidió Holmes
El doctor rasgó el sobre y leyó:
Por fin he podido vengarme de ti sabandija de la deducción. Este día de Navidad de 1888 me retuerzo de placer visualizando tu desesperación por el ansiado paquete que no llega al 221B de Baker Street. Me parece estar oyendo tu exacerbada indignación y la de tu seboso ayudante:” Malditas navieras españolas. Esto jamás hubiese ocurrido con las mercantiles bajo la bandera de su majestad, la reina”. Disfruto cada segundo paladeando tu desconsuelo por robarte las garrafas de aceite de oliva virgen extra cosechado en la española provincia de Jaén y que habías podido localizar gracias a tus contactos gibraltareños. He pasado toda la noche en el puerto del Támesis esperando a que desembarcaran tu pedido, aterido de frío, camuflado entre la niebla pegajosa de esta ciudad infame, pero ha merecido la pena robarlo. Te deseo una feliz Navidad.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies