Signo editores / Literatura a Mil

Vagabundo (Juan Carlos Salazar Novoa)

Comparte este post

La noche cae sobre la ciudad, sobre una callejuela del centro, sobre el lecho de cartones y periódicos que mitigan el frío a un vagabundo que lee. Ajeno a la oscuridad, el hombre desliza sus manos por las páginas de un libro. Sonríe. Disfruta con las ocurrencias de un catalán de Barcelona: un detective privado que se emborracha con vino blanco y alimenta la estufa con tomos leídos de su biblioteca. Cada cierto tiempo, el vagabundo se arrebuja en lo que fue un abrigo, reanima sus manos con el aliento, y luego las frota para desentumecerlas y continuar leyendo.

Justo al alba termina la novela. Salvo el índice de la mano derecha, no se siente el cuerpo. Un letargo tibio lo succiona despacio, y él se deja ir, feliz de haber conocido a ese loco de Barcelona.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies