Signo editores / Literatura a Mil

Un tren, un mar y muchas ranas (Marta Marco Alario)

Comparte este post

Se le escapó de entre los dedos sin que pudiera evitarlo. Y su vida se llenó de noches. Y el frío le atenazaba los abrazos. Y se le congeló el amor. La sangre dejó de fluir y sus ojos de brillar. Lo llamaron depresión. Unos que si dejó escapar su tren, otros que si hay muchos peces en el mar, otros… que si para encontrar al verdadero príncipe hay que besar muchas ranas… Pero lo único cierto es que, al soplar, para enviar bien lejos aquel beso, se le escapó de entre los dientes el sol.
Y ya nunca más le amaneció.

6 comentarios

Black 23 junio, 2016 Responder

Querida Marta, lo que has escrito es increíble me siento muy identificada, todos nos sentimos identificados, somos humanos, solo quería decirle que sus relatos son maravillosos y que si la vida se llena de noches la sangre deja de fluir y los ojos de brillar lo llamaron depresión y ya nunca más le amaneció, pero hay palabras que consiguen expresar lo que sentimos y eso hace que sientas que te entienden eso hace que la vida ya no esté llena de noches la sangre fluya y los ojos brillen a eso es lo que llamamos alegría y que a veces se llega a sentir de la forma más simple posible tal vez un beso o un abrazo o alguien o algo que te haga sentir llena que te identifique y que confíes Me has hecho feliz al sentirme identificada y al escribir has hecho que mi vida ya no este tan llena de noches la sangre llegue a fluir y los ojos consigan brillar aún entrecerrados y llenos de lágrimas eso es lo que hace sentirte feliz y que todo se olvide, sentirse comprendida al saber que alguien te entiende, el texto es una de las mejores cosas que he leído y desearía leer mil cosas como estas y sentirme feliz ante algo tan sencillo y hermoso como este texto. Felicidades Marta

    Marta 23 junio, 2016 Responder

    Creo que sé quién eres Si eres tú, solo decirte que sigas luchando y sonrías. Todo es pasajero. Y tú, querida tú, te curarás.

Alicia 23 junio, 2016 Responder

Es un relato que duele en el mismo sitio en el que duele la pérdida del amor.
¡Estoy deseando leer tu siguiente relato!

    Marta 24 junio, 2016 Responder

    Sí, Alicia, en ese mismo sitio. En este concurso hay dos relatos más participando. Uno es “Escuchando al silencio” y otro “Principio y fin”. Espero que te gusten y gracias por tus palabras. Un abrazo.

Arturo 16 julio, 2016 Responder

Este me encanta.

EDUCEJIM 17 julio, 2016 Responder

Marta¿ lo que has querido decir es, que fue abandonada en el amor, que entró en depresión, que no encontró consuelo en nadie y que en el último intento amoroso sus ojos se cerraron y dejó de existir?
Es una pregunta honesta.
Saludos

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies