Signo editores / Literatura a Mil

Suma 0 (Rubén Alberto Arcos Ferrández)

Comparte este post

– Debo salir de aquí. Pero no huir; tampoco cuenta ser expulsado. Todas esas opciones servirían a un propósito inmediato pero apunto a otra idea.
– ¿A cuál?
– A la eternidad, ¿tal vez? O la justicia. O simplemente a la vida porque la vida contiene lo eterno y lo justo.
– Lo dudo.
– Porque no estamos vivos sino muriendo; en nuestra necesidad de sobrevivir nos estamos traicionando. A nosotros por individual, a todos en conjunto.
– No todos; cuidado con eso.
– Tienes razón. Tú das de comer y de beber a los clientes sin embargo yo…
– Sin embargo tú, qué – cortó veloz -.
– Hacer bien mi trabajo exige alienarlos, a mis hermanas y hermanos, más aún sin que se den cuenta.
– Y eso te duele.
– Me denigra. No solo el no producir valor con este trabajo sino el tensar nuestras cadenas.
– Parece que no hay salida en esta situación…
– Nunca en los juegos de suma cero.
– ¿Juego de suma cero?
– Este trabajo, por ejemplo; haberme enamorado de ti y que si lo descubren me manden de nuevo al paro.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies