Signo editores / Literatura a Mil

Segundas oportunidades (Dani)

segundas oportunidades. Hablando con letras Comparte este post

Sentado en aquella acera, inmovilizado por la situación, con la mirada perdida encima de los pies de los peatones que se cruzaban con mi estampa sin esbozar el más mínimo interés por prestarme ayuda. El fuerte dolor en el pecho me hace llevarme la mano al lugar donde la bala se dirigió a mi cuerpo. Respiré aliviado al comprobar que mi pequeño pero denso libro de bolsillo me había salvado la vida conteniendo entre sus páginas la punta de plomo.
Abriéndolo intentando descubrir la bala incrustada, me doy cuenta de que de la bala en adelante las páginas del libro están en blanco. Leyendo las últimas letras me entero de mi asesino y lo que me llevó a acabar dolorido en el suelo. Quedándome estupefacto al descubrir que soy yo mi propio verdugo, que me disparé en el pecho adrede por no hacerlo en la cara y así estar decente en mí entierro. Sin embargo no me di cuenta al disparar de que todavía guardaba en el bolsillo de mi camisa aquel libro que tiene bordado como título de su portada Mi Diario.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies