Signo editores / Literatura a Mil

Rostro de una desconocida (Celia)

Rostro de una desconocida (Celia) Literatura a mil Comparte este post

Mírate en un espejo, observa tu sonrisa. Tu rostro nuevo, que nunca te podrán quitar. Limpia tus manos ensangrentadas y deja limpio el lavabo, no dejes rastro alguno, de todas formas que más da, si así jamás te reconocerán. Siento dicha dentro de mí y sé que siempre en el futuro la sentiré, porque Dios me ha marcado con su mano divina. Ahora si soy yo, ahora mi reflejo es el verdadero, ahora mi cara es la que es. ¿Por qué me sale sangre de los pómulos?, observo donde me encuentro, un cuarto de baño desconocido para mí. Hecho un paso hacia atrás alejándome del lavamanos y tropiezo con algo que hay en el suelo. A mi lado, encuentro el cuerpo de una mujer joven, inerte boca abajo, me acerco a ella y la toco para comprobar si está bien, no obtengo respuesta, la muevo para ayudarla y al girarla su rostro no está, solo le veo músculos y mucha sangre. Me incorporo asustado y vuelvo a ver mi imagen en el espejo, entonces todo vuelve a tener sentido en mi cerebro.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies