Signo editores / Literatura a Mil

Rosario Tijeras (Cristina G.P.)

Comparte este post

Como a Rosario Tijeras, le pegaron un tiro a quemarropa mientras le daban un beso. Confundió el dolor del amor con el de la muerte.

A veces pasa. Los que están desesperados toman medidas desesperadas, y a menudo la forma que algunos tienen de olvidar su pasado es matando el futuro del resto. Sobrevivir a tu propia mierda con frecuencia es difícil, sobre todo si esa mierda tiene tu nombre y apellidos.

Con dos balas de plomo del calibre 44 en el pecho se suele buscar a Dios con celeridad, pero para cuando lo quieras encontrar, ya será demasiado tarde. Tus oraciones habrán caído en saco roto y te encontrarás seguramente rozando la luz al fondo del túnel.

A veces un beso es peor que un tiro a quemarropa. A veces a quemarropa te dejan sin beso; pero otras veces, te pegan un tiro mientras te besan.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies