Signo editores / Literatura a Mil

Reparación de calzado y duplicado de llaves (Pablo Gutiérrez Salamanca)

Comparte este post

Reductos de otros siglos estampados como un bicho arcaico en los escaparates de nuestras calles. Son alargadas y huelen a mecanizado. Su servidor viste un mono azul y tiene unos pequeños anteojos a medio camino entre la nariz y el entrecejo, con los que busca entre la cola al próximo cliente.
Pequeñas tiendas casi aisladas, sitiadas por la guerra publicitaria que tiene las calles tomadas. Pero aún aisladas, nunca estarán obsoletas, porque todo el mundo necesita de esa maestría y se postra nesciente bajo los anteojos del servidor, esperando su réplica o su reparación.

Aún así, estos tiempos son otros. Ahora los servidores tienen que utilizar otras técnicas como la clonación o la ouija. La clientela habitual, vapuleada por las vicisitudes, accede a estas tiendas con el cadáver de sus mascotas o el corazón extirpado de sus cónyuges.
Los anteojos bajo los que se postran los clientes con su reclama siguen siendo los mismos, idénticos a los que duplicaban llaves y reparaban calzado.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies