Signo editores / Literatura a Mil

Reorganización de plantilla (Judith Bosch)

Comparte este post

«Muy estimada Muerte —escribió el Oxígeno—, necesito que nos reunamos urgentemente. Esto de oxidar a los seres y mantenerlos vivos al mismo tiempo, me está generando graves quebraderos de cabeza. Un saludo, el Oxígeno».
«Muy estimada Madre Naturaleza —escribió la Muerte—, necesito que nos reunamos urgentemente. Estoy harta de que los elementos me tomen como su psicólogo particular. Un saludo, la Muerte».
«Muy estimado Dios —escribió la Madre Naturaleza—, necesito que tanto usted, como la muerte, el Oxígeno y yo misma, nos reunamos lo antes posible para discutir sobre varios asuntos».
Y Dios, que no cree en la democracia, lo solucionó todo con un diluvio universal.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies