Signo editores / Literatura a Mil

El profe nuevo (Imanol Quero)

Comparte este post

Abro los ojos y estoy en una clase de preescolar, encajado en un pupitre minúsculo. La consciencia viene y va en oleadas sofocantes. Al intentar levantarme siento un ardor punzante en el estómago y algo espeso gotea de mi nariz, manchándome; sangre oscura, caliente. ¿Tengo un lápiz Alpino clavado en el ombligo? Tiro pero no se mueve, está como anclado al aire. Aprieto los dientes mientras gotas de absurdo sudor helado me recorren la cara. El dolor me rompe. Por encima de mis jadeos, oigo estallar carcajadas risueñas. Giro la cabeza sobre el cuello agarrotado y a través del filtro ardiente y borroso de mis lágrimas, veo un grupo de niños, diez, cien, qué sé yo, mirándome con ojos entusiasmados, sin maldad ninguna. Uno de ellos se acerca con una sonrisa mellada y mueve el lápiz en un lento movimiento espiral. Toso una bruma granate; palmas y algarabía, felicidad pura. Se me nubla aún más la vista… ¿son cuernos eso que despuntan entre sus rizos dorados? ¡Dios, cómo odio este trabajo!

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies