Signo editores / Literatura a Mil

Pesadillas (Sara Sánchez Jiménez)

Comparte este post

Cuando cae la noche aparecen de nuevo los fantasmas. Sé que todo esto no es real, sin embargo, en mi cabeza se amontonan miles de murciélagos a punto de salir de sus escondrijos para aterrorizarme. Estoy perdido en medio del Bosque Sin Salida, al lado del Estanque Maldito. Me acurruco en un árbol y pienso que sólo pasaré una noche más perdido aquí. Mañana ya se producirá el fin de esta prueba de supervivencia y si la supero, formaré parte del Gran Equipo.
Enciendo mi antorcha. Siento los alaridos de los lobos cerca del Estanque y el hecho de encender fuego me alivia de la oscuridad. No entiendo qué se me pasó por la cabeza en el momento en el que decidí sumarme a esta prueba. De repente, algo sobrenatural me golpea la espalda. Suelto la antorcha y salgo corriendo entre los ramajes de la zona, en medio de las tinieblas. Me detengo al lado de un seto. Ya no me quedan alientos. Ahora oigo una voz que grita:
-Hijo, despiértate, es hora de ir al colegio. Todo había sido una pesadilla.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies