Signo editores / Literatura a Mil

Perspectivas (Sergio Badules Rodríguez)

Comparte este post

Burgos, 1945.
No pretendo ser maleducado pero no dispongo de mucho tiempo. Me solían llamar Joaquín Pérez y, en tiempos, solía ser funcionario de prisiones en la penitenciaría de Burgos.
Hasta ahora, nunca me había fijado en la cantidad de presos ejecutados, en el caudal incesante de sangre derramada. Quizás, dependa del lado del corredor en el que estés.
Bueno, si me disculpan, he de proseguir con mi camino, parece ser mi turno. Mi viejo amigo, el verdugo, me reclama.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies