Signo editores / Literatura a Mil

Otra vez (Lucía Álvarez)

Comparte este post

Un día cualquiera amaneció, creo que del mes de abril, como tantos otros que transcurren sin nuevas inquietudes ni grandes entusiasmos. Me levantaba un día tras otro por pura vanidad, pues no podía permitirme dar razones a quienes ya se encargaban de sermonearme por no encontrar un empleo. Hacia las nueve y media me dirigía a coger el metro y nada parecía brillar bajo el sol; todas las personas que pasaban velozmente a mi alrededor parecían tan doblegadas a su rutina diaria como siempre. Yo aún no estaba habituada a aquella ciudad, pero sus gentes se comportaban como en toda sociedad consumista de ritmo febril y corte darwiniano.
La mirada de aquel extranjero en el andén me hizo fantasear con el temblor de mis carnes bajo la palma de su mano y, al cabo de unas horas, volvía a sentir otra vez ese momento -a veces tan efímero, otras tan prolongado, pero siempre tan absoluto como la muerte- en que nada más importa, atravesada por esa inspiración erótica que impulsa a seguir adelante.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies