Signo editores / Literatura a Mil

Olor a café y cigarros (Lara Cores Gondar)

Comparte este post

Me deseaste que soñase con los demonios como tú, que me iría bien en la vida.
Cerré los ojos, y me envolviste en un abrazo que se me antojó eterno. Temblabas, y así y todo, me apretaste más todavía. Como en un intento de aferrarte a la vida.
Noté como hundías tu cabeza en mi hombro.
Me puse de puntillas, para protegerte, para que mi cuerpo encajase perfectamente con el tuyo.
Giré la cabeza, te regalé la cadena de besos más larga que mi aliento nunca ha dado.
No sabría decir si me despertó el sol o el olor a café y cigarros de tu pelo. Me daba exactamente igual, seguíamos encajados, enganchados el uno al otro.
En nuestro sitio; en nuestro mundo.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies