Signo editores / Literatura a Mil

Nueva política (Juan Cristóbal Espinosa Hudtler)

Comparte este post

¡Hagamos el experimento! —Les dijo el diputado a sus colegas—, ya verán que todo seguirá su curso habitual, si nos vamos a descansar por dos semanas, no sucederá nada grave. La causa de tal propuesta era que el respetado político quería irse con su amante a una playa. Se llevó a cabo la votación y el resultado fue unánime:
¡A descansar y que sea lo que mande Dios!
Por fortuna, el consabido creador del mundo fue condescendiente con los hombres y sin la dirección política, que había mermado los ingresos de la ciudadanía, ayudó a que todos progresaran. Con la ausencia de los dirigentes bajó la corrupción, el gasto público se redujo el treinta por ciento y los ciudadanos apreciaron el trabajo de su gobierno. Después de esa prueba, decidieron que los descansos de los representantes gubernamentales fueran habituales y luego fue suficiente que trabajaran sólo un mes al año. Hubo bastante progreso y la gente se preocupó más por los pobres, aumentó la natalidad y el pueblo fue más dichoso.

2 comentarios

Aurora Posada 6 julio, 2016 Responder

Muy buen sitio

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies