Signo editores / Literatura a Mil

Noche en Jérez (Manuel Suárez)

Comparte este post

En cada sorbo podía ver a través del ámbar traslúcido aquel característico movimiento que ella hacía al cruzar sus piernas algo cansadas. Con carácter de roble asumió su posición sutilmente perfumada en el olor que en aquel sombrío ambiente se percibía. La mano ligeramente le temblaba en la base de una pequeña copa cuya forma le recordaba la burbuja que siempre lo envolvía, esa que de alguna manera lo había protegido, y que desde ese instante ya se encontraba rota por lo que había decidido. Convino entonces así deslizarse a través del suelo con la misma viscosidad con la que bajaba aquel sutil brandy desde el borde del cáliz dejado sobre la mesa de la oscura esquina. Él sabía que solo sería esa noche. Así como sólo sería esa botella la que bebería. Ese brandy que en Jerez sabe distinto, así como el deseo tremulante por aquella mujer de Cádiz que poco antes lo había seducido entre la atalaya y las lealas del olvido.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies