Signo editores / Literatura a Mil

Naufrago (Rodrigo Sánchez Marti)

Comparte este post

En la isla, el desesperado naufrago se disponía a lanzar a las olas la última botella. Contenía una marchita cuartilla en blanco, sin palabras; ya que el orgulloso mar había desoído sus anteriores llamadas, súplicas y esperanzas, que otro escribiera su mensaje postrero si él había de morir olvidado.

Con un grito de rabia arrojó la botella al espumeante oleaje. Apenas el envase tocó el agua, el océano respondió al insulto del mensaje vacío retirándose velozmente tras el horizonte. Después el sol alumbró un inmenso desierto de algas mezquinas y derrotadas, de piedras que lloraban la humedad perdida, con un naufrago sin isla, una botella sin mar, y un mensaje sin palabras.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies