Signo editores / Literatura a Mil

Mi ventana (Sildhara)

Comparte este post

Desde la ventana de mi habitación aún veo infinidad de cosas, pues antes de que ese verbo dejase de tener sentido en mi vida, procuré fijarme en cosas a las que nunca presté la atención que merecían. Como rutina diaria, abro mi ventana y respiro profundo, buscando con las manos los rayos de sol que me calientan la piel, y fijo la vista en el cielo, en ese azul intenso, libre e inalcanzable, como el vuelo de la bandada de golondrinas que lo cruzaba cada mañana. Luego, desciendo poco a poco y mi recuerdo se pasea por los distintos colores y formas de todos los elementos. Escucho el eco de una risa y rememoro el día en que vi a una chica preciosa cogida del brazo de un hombre que no la miraba como yo lo hice, apreciando cada detalle de su belleza; el brillo de sus ojos, el color de su pelo, el vuelo de su pañuelo siguiendo su estela… Cierro los ojos con la intención de vivir en mi memoria el atesorado momento. Suspiro y sonrío a esa entrañable sensación cuando abro los ojos y aún la veo.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies