Signo editores / Literatura a Mil

Media sonrisa (José Luis del Río)

Comparte este post

Solía ir dos o tres veces a la semana, sentarme en su sillón y contarle mis problemas ficticios. Ella asentía, me recetaba unas pastillas y me daba buenos consejos que yo olvidaba al salir. Quizás fuese su rostro o su media sonrisa lo que me relajaba. No sé qué sucedió, pero algo tuve que decirle o insinuarle porque dejó de darme cita. Creo que le mostré mis sentimientos.

Mi carácter cambió.

Me transformé.

Me liberé.

El cambio me incomodaba. Busqué un rostro similar entre la multitud y fui coleccionando todos aquellos que me recordaban a ella. Mi pared se lleno de rostros sin vida. Rostros bellos y pieles blanquecinas que no mermaban mi inquietud.

Incluso separé varios labios de bellos rostros para darme cuenta de la insatisfacción que me producían cuando intentaba besarlos.

Ahora la tengo. Eterna e inerte. La mantengo en la misma posición. Me escucha y no tengo que mentirla. Le hablo de mis problemas e inquietudes. Ella me mira y yo me relajo.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies