Signo editores / Literatura a Mil

Me salvó la vida (Loida Herbayo)

Comparte este post

No sé cuándo apareciste, ni importa, pero recuerdo como agarraste mi mano, inseguro pero valiente. Te atreviste a abrir la boca, pero solo pasó unos segundos hasta que la cerraste de nuevo. No sabías qué hacer y, la verdad, yo tampoco. Entonces lo intentaste de nuevo, fíjate, las segundas oportunidades pueden ser mejores que las primeras… y, en un impulso de valentía, me dijiste que los imposibles no existen, que somos nosotros los que nos suicidamos entre excusas y estúpidas limitaciones.

Repetía en mi fuero interno que merecías algo mejor, sin embargo, entre palabras, gritabas que nadie se merece despertarse y ver arte hecho persona.
Yo te conté que una parte de mí necesitaba un respiro o que incluso con un suspiro me conformaba.

Y tú reíste. Reíste porque te hice gracia o porque yo estaba hecha un cuadro entre tanta frustración o… no sé.

Pero tu risa, alegre, vivaz, astuta e infantil, me salvó la vida.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies