Signo editores / Literatura a Mil

Más altura, por favor (Marta G. Calderón)

Comparte este post

Me asomé al vértigo y di un paso atrás.

Cerré con tristeza los sueños, aparté la mirada y volví al peldaño donde el mundo no tiembla y el nudo en la garganta sigue bien atado.

Allí me quedé hasta que un día, uno de esos que se ganan el derecho a vivir más de veinticuatro horas, alguien me chivó que las alas grandes no están hechas para saltos pequeños.

Me asomé de nuevo al vértigo y entendí que para abrir las alas tendría que escalar un peldaño más.

Abrí con fuerza los pulmones, concentré las ganas y salté al vacío donde el mundo se resquebraja y el cosquilleo en la tripa se desata.

Y, por fin, conseguí volar.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies