Signo editores / Literatura a Mil

Les explico (Rafael E. Figueredo Oropeza)

Comparte este post

Hoy como cualquier otro día de rutina me desperté, me cepillé los dientes, me bañé, me vestí, desayuné, me tomé un café con leche que me preparó mi mamá… Y sin embargo, cuando abrí la cartera para meter las cosas que me tocaba llevar ¡Casi me muero del susto! Allí, en medio de la sala, apareció un portal. Y una cosa deforme que se parecía a un dinosaurio salió de él. Pero tenía demasiados tentáculos como para ser un dinosaurio de verdad, y estaba hecho de ángulos imposibles y simetrías de otro mundo. ¿Y adivinen qué me robó de la cartera?… ¿Les dije que parecía un dinosaurio? ¿Dije dinosaurio? No era un dinosaurio. ¡No! Comprendí de inmediato que era mi perro. Ustedes que me conocen, seguro dirán que no tengo un perro. No tengo todavía: era mi perro zombi mutante que venía del futuro. Aunque traté de detenerlo ¡Fue inútil! ¡Yo todavía no salía de mi asombro! Y fue entonces señorita profesora, compañeros… cuando el condenado perro se comió mi tarea.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies