Signo editores / Literatura a Mil

Leche cortada (Lorenzo David Rubio Martínez)

Comparte este post

Vacía, compungido, la piscina hinchable, mientras, a través del cristal de la ventana, distingue en la habitación celeste, a su mujer, ojerosa, con la mirada perdida, vaciando sus pechos con el sacaleches junto a la cuna donde se durmió el bebé al escuchar la nana que le cantaba la muerte.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies