Signo editores / Literatura a Mil

La tempestad (Tana Arola)

Comparte este post

El barco escoraba a babor azotado por la Tramontana y las altas olas anunciaban el inminente naufragio. La tempestad se había fraguado hacia menos de una hora encontrándose en su punto álgido. La lucha no tenia tregua y me centre en los últimos ecos de las notas emitidas por la tormenta. Mi corazón se estremeció al percatarse que lo dabas todo por perdido y traté de infundirme valor para romper el oscuro sino al que al parecer me habías destinado.
Yo era el ancla a la que normalmente te asías cuando el mar se embravecía y juntos navegábamos por la vida hasta aguas más tranquilas. Pero hoy me vilipendiabas precisamente acusándome de que a mi lado tu vida había entrado en un estado de “Calma chicha” y no sabía que responder.
Seguramente tenías razón y ya no era ese bravo bucanero que habías conocido en la universidad. Los años me habían convertido en el capitán del navío que intentaba arribar siempre a buen puerto.
Ahora ya lo tenía claro… Para no perderte navegaría contra corriente.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies