Signo editores / Literatura a Mil

La gran batalla (David Vilela Freire)

Comparte este post

Las alarmas se dispararon. La unidad número 3215 era una de las más expertas en situaciones de emergencia, y las demás siguieron sus órdenes. Para combatir sería necesario aumentar la producción de adrenalina y dopamina. Gracias a esas sustancias, se verían dotadas con un aumento de su capacidad muscular y del flujo de glóbulos rojos y oxígeno. Su corazón latiría al doble de la velocidad habitual para soportar la operación, y sus pupilas se dilatarían para percibir mejor el entorno. Era el momento de librar la batalla que cambiaría por completo sus vidas, y para el que llevaban años preparándose, contando ya con miles de unidades. A la orden, el cóctel hormonal fue inyectado en su torrente sanguíneo camino del hipotálamo y las glándulas suprarrenales. Se desencadenó una serie de acontecimientos que culminaron con el objetivo alcanzado de lleno. La neurona 3215 había dado en el clavo.
Jose jamás había visto a Sara de esa manera, pero en aquel preciso instante, supo que estaba enamorado.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies