Signo editores / Literatura a Mil

La chica de Tánger (Angeles Navarro)

Comparte este post

Algo había en su mirada que me hizo pararme en seco. No era Ingrid Bergman, pero al verla, todos mis sentidos se vieron inundados por las imágenes, la música y el sabor de “Casablanca”. Como un turista más, recorría la antigua medina riendo y bromeando con mis compañeros de viaje de fin de estudios. Hasta que la vi. Puse la cámara ante mis ojos, enfoqué y apreté el disparador. Me quedé rezagado del grupo porque no pude resistir la tentación de retratar a aquella mujer en el momento en el que me miró. Aparentemente no tenía nada de especial, sin embargo, a su paso los hombres volvían la cabeza. Empecé a escuchar la voz de Sam con la melodía de “As Time Goes By”. Por un momento me sentí como Rick Blaine ante Ilsa Lund. Llegué a pensar que me estaba llamando. Pero, azorado, aceleré el paso, tonto de mí, para alcanzar a mis amigos que ya torcían por una callejuela hacia el zoco.
A pesar de los años transcurridos, todavía llevo su foto en la cartera con la esperanza de volverla a encontrar.

1 comentario

Lola Navarro Peiro 12 julio, 2016 Responder

Me gusta muchísimo. .Ingrid Bergman es una de mis actrices favoritas.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies