Signo editores / Literatura a Mil

Identidad (Marieta Díaz de Toledo)

Comparte este post

Carlota nunca olvidaría el momento en el que rayando la adolescencia, quedó sellado su atributo para procrear.
Años después, seguía recordando las palabras de su madre:
‘Es algo que convulsionará tu cuerpo y tu mente -le había dicho- pero también algo que no merece ser apreciado sólo por simbolizar la fertilidad. Lo más importante es que te ayudará a sentir auténtica y a reafirmar tu cualidad de mujer. Ama este don, respétalo. Y cuando te haga tambalear pregúntale con amabilidad y paciencia porque él será la respuesta a muchos interrogantes.’
Aquella madre nunca imaginó que años después Carlota, que se respetó y amó, cuando preguntó amable y pacientemente a su viejo atributo femenino, éste le iba a contestar y reafirmar su cualidad masculina, su auténtica identidad envuelta en una maravillosa piel de mujer.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies