Signo editores / Literatura a Mil

El espejo de Margarita (Lisa Echappé)

El espejo de Margarita (Lisa Echappé Comparte este post

He permanecido allí todos estos años: en ese peculiar cuarto naranja, húmedo y discreto, que atesora íntimos y profundos secretos. Estoy anclado a una pared agrietada que me impide mover. No soy nada más que otro objeto rectangular de la meticulosa composición del baño de Margarita: mi amor. Por las mañanas se desviste frente a mí pero no se atreve a observar su cuerpo en mi reflejo. Yo la contemplo por su belleza celestial, su gracia tímida y sus imperfectas órbitas. Algunas veces, Margarita me mira con ojos llorosos y me dice con voz quebrada: “No valgo nada”. La imagen de sus ojos ocre se adhiere a mí con un suspiro que me empaña. Me duele verla así. Intento ser más límpido y cristalino para que descubra el esplendor de su ser. Le enseño entonces su realidad más pura, la inocencia pueril de su mirada y la vehemencia de su alma.

Dulce Margarita, no llores tu ausencia. Reconoce tus virtudes y regocíjate en ellas. Ámate, quiérete y nunca más serás un añorante cuerpo inhóspito.

1 comentario

Gloria S.Triano 29 junio, 2016 Responder

Muy tierno.Me gustó

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies