Signo editores / Literatura a Mil

Hojas secas de otoño (Borja Texeira Almeida)

Comparte este post

Se vino el otoño. Caminó por el parque y se dio cuenta de que, como las hojas tiradas en el suelo, estaba su tiempo y su vida, marchita sin saber muy bien cómo; Tenía lo que todo el mundo quisiera tener a esas alturas y, aún así, plena no era una palabra que la definiese.
Se sentó en el banco y comenzó a observar las hojas que teñían el suelo de un rojo anaranjado. Sin saber muy bien cómo, su ejercicio de inesperada abstracción convirtió cada hoja en la proyección de un momento perdido en su memoria.
Levantó la vista y de cada árbol brotaban miles de imágenes flotantes, emitidas por las hojas que aún no habían caído, como si fuesen gigantescos reproductores de vídeo; Imágenes vivas a su alrededor, definiéndolo, haciéndole ver que cualquier tiempo pasado, quizá sí, fue mejor.
Terminó por tumbarse en el banco hasta que todas las imágenes se apagaron, volviéndose, otra vez, hojas secas de otoño.
Apagó también sus ojos.
Todo lo que vino después fue portada en los periódicos.

2 comentarios

Lucia 30 junio, 2016 Responder

Me encantó! Me deja con las ganas de seguir leyendo y con la intriga de saber más! Enhorabuena!

Oliver 15 julio, 2016 Responder

Genial composición de mi mejor amigo, un orgullo poder leerlo y comprender lo que quiere transmitir al lector.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies