Signo editores / Literatura a Mil

Frío (Joanna Bliss)

Frío Comparte este post

Cuando entré en aquel cuarto tan inmaculado como helado estaba rota. A mi alrededor sólo había instrumentos que yo no sabía usar, aparatos que ni comprendía, un sillón y un sofá. Las cortinas que colgaban de la ventana eran del color que se había vuelto mi alma pero permitían entrever las gotas de lluvia, gruesas y furiosas, de aquel lunes tormentoso que me desgarraría para siempre. El olor era el que había estado inspirando durante meses, un aroma a desinfectante, fármacos, alcohol y gases, pero ahora también olía a frío.

La observé. La cruda realidad acababa de darme un gancho que, aunque no me pilló por sorpresa, me dejó noqueada. Me coloqué junto a ella y le hablé durante un buen rato. Acerqué mi mejilla a la suya y, al rozarse, recordé lo congelado que está un cuerpo sin vida. Hay vestidos que dejan de servirnos y debemos salir de ellos. Y por más que quisiera notar el calor de mi niña al tocarla, aquello sólo era carne fría, y lo que sentí fue frío inerte. El frío de la muerte.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies