Signo editores / Literatura a Mil

Frasco (Néstor Valazza)

Comparte este post

Ciento veinticinco. Tosió una vez más: ciento veintiséis. Hacía cuatro meses que vivía preso de ese desgarro en la garganta. Punzada al tragar y una opresión en la laringe sin diagnóstico preciso. Le aplicaban penicilina pero la tos seguía con ritmo obsesivo. Llevaba un conteo diario de cada tosida, entendía que eso era extraño pero no podía evitarlo. En su casa, el trabajo y la clínica recibía con hartazgo las insinuaciones de que su dolor tenía origen psíquico. Si hasta el psicoanalista que había empezado a ver le sugería esa posibilidad. Enojado con todos, cuando tuvo el acceso ciento veintisiete forzó la garganta, carraspeó con violencia y escupió. Algo rebotó en el lavatorio. Sorprendido, vio que una especie de garrapata con patas metálicas se debatía en medio de la sangre y la flema. Tomó una pinza de depilar y la atrapó. Sonrió al percibir el sosiego en su garganta. Al otro día, enfrentó al médico, sacó el frasco y lo exhibió como trofeo. El doctor miró, no había nada dentro.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies