Signo editores / Literatura a Mil

En el estanque (Miguel Ángel Moreno)

Comparte este post

El agua del fontanal espantaba a las intrépidas avispas escondidas bajo las hojas, que salían en formación a por nuevas víctimas. Cuando la sofoquina daba una tregua y el sol empezaba a declinar por el altozano, las mujeres sacaban los aperos, los colocaban junto al quicio y regresaban a las faenas dentro del hogar. Siempre había tarea para las hembras. Entonces llegaban ellos, sigilosos y mudos, los recogían y se sumergían en el estanque de fuego a la luz de la luna. Durante horas disfrutaban como niños, ajenos a los problemas cotidianos del mundo. Solos consigo mismos, reflejados en un mar de estrellas intermitentes. Ufanos, misteriosos, inaccesibles. Pero en cuanto sonaban las cinco campanadas, antes de clarear, huían a la carrera y entonces los moradores del pueblo se cuestionaban si volverían al día siguiente… aunque nunca pudiesen descifrar sus rostros.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies