Signo editores / Literatura a Mil

El espanto (Pablo Colina Fonseca)

Comparte este post

Transcurría el año 1973. Dormía plácidamente en la primera alcoba del apartamento, que mis padres habían arrendado en la avenida Bella Vista. La tibia luz del amanecer penetraba por la ventana. Súbitamente, algo me despertó. Junto a mi cama, estaba un hombre de gran estatura. Vestía a la usanza de los años cuarenta. Llevaba un sombrero gris y unos zapatos Florsheim de color negro.
¡Tiniebla sofocante! ¡Asfixia repentina! ¡Escarpada tenebrosa! Lo más impensado y perturbador de aquella espectral figura era su rostro cubierto por una lúgubre malla oscura: Inframundo que brotaba. Observador inmisericorde. Cerré mis ojos por su cáustica presencia.
Volví a abrirlos. Había desaparecido, aunque sus huellas calcinaron el piso de granito.

2 comentarios

Nelly Bracho 8 julio, 2016 Responder

“El Espanto”, excelente microrrelato.

Gledys Lorenzo 10 julio, 2016 Responder

Me gusto mucho este microrelato. Felicitaciones Pablo Colina

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies