Signo editores / Literatura a Mil

Ella (Zaida Emn)

Comparte este post

La otra noche fui a su apartamento. Escalones casi tan fríos como su mirada. Cada vez la siento menos mía, cada vez la amo más. Nos tumbamos en la cama, cuerpos calientes para sábanas glaciales; nos miramos por un largo rato. << ¿Te debo algo?>> me preguntó. No me debía nada más que un mundo con ella. La sangre espesa, putrefacta de mis venas se abría paso entre los jirones que tenía como carne. Jirones que ella deshilaba a caricias.

Me duele no sentirla al rozarle, me duele escucharla cuando calla. Se me clava como cuchillos viscerales su sonrisa, su cálida y pura sonrisa que esconde un pasado de muerte. Mujer del Diablo. Esos ojos centelleantes, párvulos, que invitan a los míos trémulos a enroscarse. Ese gesto dirección al infierno. Esa acuarela perfecta humedeciendo el iris exacto. Concreta camina del baño a la habitación; sin parar de hablar, sin parar de cerrar puertas.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies