Signo editores / Literatura a Mil

Efe Glez (Toni García P.)

Comparte este post

Efe Glez era el alumno más débil y más apocado de la clase. El más insignificante. Para Efe, el aula era un infierno, y aún así la consideraba siete veces más confortable que el patio. Para luchar contra esa circunstancia desarrolló una técnica formidable que le permitía integrarse en el bullicio carcelario del recreo y no llamar la atención de los matones. Era muy bueno jugando a pillar. Nunca, durante los once años que pasó en el colegio, le pilló nadie. Él tampoco cogió jamás a ninguno, pero su especialidad no era atrapar sino huir. Efe sabía muy bien que si algún día llegaban a descubrir que estaba fingiendo, y que en realidad jugaba solo, le matarían de una paliza. En 1962 no había muchas maneras incruentas para escapar del bullying.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies