Signo editores / Literatura a Mil

Dos heridas (Pablo Gutiérrez Salamanca)

Comparte este post

Una herida en medio de ninguna parte se encuentra con otra en un cuerpo que pasa a su lado. En el cruce de miradas, se advierte en los ojos de la primera que ya estaba esperando ese encuentro.

-Disculpe ¿Podría rascarme la costra?
– ¿Qué costra?
-Pues ésta que me recubre ¿Acaso no la ve?
-Pues no, yo juraría que siempre fue cicatriz.
-Pero eso es imposible.
-Es posible que naciera con ella.
– ¿Y debajo?
-Debajo nada más que usted.

El cuerpo se aleja sonriendo a su cicatriz. En medio de ninguna parte empieza a brotar sangre del suelo como en esos diluvios en los que el agua sale escupida de las alcantarillas.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies