Signo editores / Literatura a Mil

Zak (Diana Paulino Rocha)

Comparte este post

Me llamo Sara y soy un niño. Sí. Lo han entendido bien. He nacido niña y sé que soy un niño. No es nada sexual, aún no tengo edad para sentirme atraído por hombres o mujeres. Cuando me miro a mi mismo reflejado en el espejo veo a un niño de verdad, solo me falta una cosa y no, no es un pene, es que tú y los que son como tú lo aceptéis y me tratéis con la misma naturalidad con la que yo os trato a vosotros, independientemente si sois altos, bajos, fuertes, flojos, guapos o feos.
Lo más difícil ha sido tomar la decisión de cambiarme el nombre a espaldas de mis padres. Empecé a decirle a mis amigos que me llamaran Zak. Ahora lo hace todo el colegio. Cuando mis padres vinieron un día a buscarme le entregaron a Zak y no a Sara, ese día sentí vergüenza. La sonrisa de mi madre y su dulzura al pronunciar mi nombre me hizo recuperar la cordura. Ella siempre estará ahí. A mi lado. Gracias por ser diferentes, gracias por dejarme ser feliz.

2 comentarios

Cristina 7 julio, 2016 Responder

Tu relato es precioso. Claro, sencillo y con un mensaje que parece tan fácil de entender… Ojalá todo el mundo acepte a Zak allá donde estén todos ellos.

Yohana 22 agosto, 2016 Responder

ZAK l@s que tenemos la suerte y bendición de conocerte. Te respetamos.
Porque defiendes tu derecho a ser respetado y da igual lo que decidas ser de mayor. Da igual lo que piensen los demás.
NO CAMBIES NUNCA!!
ERES UN TESORO.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies