Signo editores / Literatura a Mil

Clara Dos Santos (El desalmado)

Comparte este post

Era una tarde soleada, fui a recoger a mi hija y a su amiguita que apenas contaban con seis o siete años y venían del colegio. Subimos al coche mientras charlaban animosamente sobre su jornada. Saltaban de tema en tema. Yo escuchaba atenta. Les habían contado algo sobre el alma y la personalidad y tras una conversación atropellada se ponían ejemplos la una a la otra.
Una decía: eso significa que si por ejemplo un niño te pega una torta no es que sea un pegón, sino que una vez te dio una torta. El alma es el niño y lo que pega la torta es lo otro.
Su amiga escucha, se queda muy pensativa y le pregunta: y entonces ¿qué pasa con José Manuel?, la primera, hace un gran silencio y tras su pausa responde muy seria: ¿José Manuel?. …José Manuel, es que no debe tener alma.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies