Signo editores / Literatura a Mil

Capricho Político (Ana Karen Segura Cabrera)

Comparte este post

Todos saben que en esa casa vive un hombre con mascotas que son humanos. Al regresar al pueblo Carmela me contó que ya hace tiempo de eso, sus mascotas no son novedad para nadie, están siempre desnudas y actuando sin sentido. Descubrí verdades que sólo a mí me parecían surrealistas, por eso investigué lo que había sucedido en mi ausencia. Su nombre es Bártamo Serla, cuando yo era niño defendía a la gente pobre. Al convertirse en alcalde aprendió el idioma local y dio prioridad a las minorías. Entendía los deseos de las personas, alimentaba su ego y les otorgaba una falsa libertad de elección. No me sorprende que haya sido candidato para la gobernación del estado con el apoyo popular pero sí que tras alcanzar el poder haya adoptado legalmente a los hombres que apoyaban sus maquilladas causas, de esa forma se convirtieron en lo que su depravado salvador creyó conveniente: sus mascotas. Mientras digiero la noticia me pregunto cuál será el pasatiempo del gobernador que hoy ocupa el cargo.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies