Signo editores / Literatura a Mil

Cantos de sirena (Ángel Fabregat Morera)

Comparte este post

Ulises llevaba una semana fuera de casa por razones de trabajo. Después de cenar, unas corrientes nocturnas lo arrastraban a callejear e ir de bar en bar en el trasnochador parchís de la soledad. Una noche bajando por una de las calles del Gótico de Barcelona unas sirenas aullaban moviendo sus caderas. Mientras, en casa, Penélope le zurcía unos calcetines. Apretando fuerte un billete de cincuenta euros que llevaba en el bolsillo, Ulises aceleró el paso para no naufragar.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies