Signo editores / Literatura a Mil

Si caen las matemáticas (Ligeia Santander Gonzalez)

Comparte este post

El matemático pudo demostrarlo una y otra vez. No cabía la menor duda. Los cálculos eran correctos. Pero, a pesar de las felicitaciones, no sonreía. Era consciente de lo que había hecho. Hizo público el descubrimiento por motivos económicos. Si no, se lo hubiera llevado a la tumba.
Era un cambio de era.
Una vez publicado, era tan obvio que todo el mundo decía: “un niño de infantil hubiera podido descubrirlo”
Aquél fue un día de una lluvia intensa. Los profesores salían del instituto. La profesora de religión dio una palmada en la espalda a una de matemáticas. A penas había articulado palabra desde que se había enterado de la noticia. Todos se retiraron en silencio, y dejaron en la puerta del colegio, solos a los afectados. Uno de ellos, se acabó de fumar un cigarrillo antes de que ninguno dijera nada. Lo aplastó contra la farola, lo metió en la papelera:
– ¿Qué vamos a enseñar mañana? – dijo a sus compañeros, y sin despedirse, se fueron cada uno a su casa.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies