Signo editores / Literatura a Mil

Blancanieves (Javier Puchades)

Comparte este post

“Espejito, espejito. ¿Quién es la más guapa de este reino?” se preguntaba Blanca cada noche frente al espejo, y su respuesta era siempre la misma “tú no, gorda”. El ritual era el mismo, vomitar la cena, subirse a la báscula y mirarse al espejo.
Su piel, casi transparente, mostraba claramente sus huesos, pero ella como en una atracción de feria se veía deforme, gorda.
Hoy estaba contenta, engañando a su madrastra logró pasar el día con tan solo una manzana, y había rebasado la marca, la línea roja que tenía dibujada sobre la báscula, por fin menos de 40, haría felices a sus amigas de Facebook.
Estaba muy cansada, se acostó, y se durmió…
A ella, por desgracia, ya no la despertaría ningún Príncipe Azul.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies