Signo editores / Literatura a Mil

Beatriz y los perros (Raúl Mateos Barrena)

Comparte este post

Aquellos dos perrazos sorprendieron a Beatriz cuando regresaba en bicicleta de la escuela. Acompañando su carrera de furiosos ladridos, se dirigían velozmente hacia ella. La muchacha, atemorizada, giró bruscamente la bicicleta, cogió el sendero de tierra que conducía al río y pedaleó con todas sus fuerzas.
Pero los perros parecían volar sobre los matorrales y Beatriz oía sus ladridos cada vez más cerca. Cuando llegó al puente que cruzaba el arroyo, casi sentía ya el aliento de las bestias en su cogote. Sólo quedaba una solución: saltar desde el puente al río.
Dejó tirada la bicicleta y se encaramó a la barandilla del puente. Desconocía si la profundidad de las aguas sería suficiente para amortiguar su caída. Si el río era lo bastante profundo, se salvaría; si no lo era, moriría. Los perros asomaron rabiosos por la entrada del puente. La muchacha los miró aterrada unos segundos. Después, con un grito desesperado, se lanzó al río.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies