Signo editores / Literatura a Mil

Batalla (José David Herrero Morín)

Comparte este post

Entonces cerré los ojos. Tomé todo el aire que cupo en mis pulmones. Tensé mi espalda, mi vientre y mis brazos. Mi mano buscaba, en mi costado, tal vez la empuñadura de una espada. Presto a la batalla, sin nada apenas que perder y SIN nada que ganar. Y todo comenzó. Las palabras me golpearon sin ninguna piedad: timidez, vergüenza, desconfianza. Esquivé como pude y lancé mi débil contraataque con curiosidad, paciencia y esperanza. Más todo en vano. La angustia hizo mella en mis fuerzas, el desamparo bajó mi guardia, la inseguridad hizo inútiles mis ataques. Malamente el interés me mantuvo en pie. Para nada. Y una horda de desolación y humillación y desamparo y añoranza, me golpeó, una y otra vez. De nada sirvió mi compasión contra las garras crueles de la mezquindad y la pereza. Me rindió el miedo, sin cuartel, dejando a la melancolía dar el último zarpazo que me arrancó la vida.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies