Signo editores / Literatura a Mil

Aurea mediocritas (S. Kennedy)

Comparte este post

La yerba me ha dejado invalidada en la cama. Sólo mi ansiedad puede animarme y sacarme un tema: mi predisposición cognitiva a la confirmación de todo tipo de sinsentidos sensibleros. Una perrería.
Lo sé; sé que estoy idealizando a un chaval que lleva LSD tatuado en el cuello. Le he hecho mi Adonis y no es real. Pero también lo hice con aquel obsesionado por Žižek, Basquiat y la Generación Beat; y no fue para tanto. Y con el vegano que lo dejó todo por un Happy Meal.
Soy una demisexual birromantica, no hay nada que hacer. Lo asumo. Pero me sé manejar. Conozco el aurea mediocritas para cada cuelgue. Aunque esta noche me he pasado de cristal. Y con el vino. Quizás por eso, estoy tan abstractiva. ¿O será otra cosa?
¡Uf! Preferiría contestar las dudas de Alfonso Rojo sobre el sexo anal entre jirafas que, plantearme por millonésima vez, si aquel capullo demagogo, fue tan importante como para sesgarme todas mis confabulaciones con el amor. ¡Para!
Algo de Paul Anka me vendrá bien. Y agua.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies