Signo editores / Literatura a Mil

El arte de fabricar arte (Ainhoa Ollero Naval)

Comparte este post

Segismundo Cheater era más bruto que un arado, más basto que unas bragas de esparto, tenía la mollera más dura que una piedra. Tan obtuso era, tan parco en cultura y en palabras, que creía que el arte era pasar mucho frío. Eso no fue óbice para que una prestigiosa casa de subastas con sede en Niuyor, Agatha’s, fascinada por su primarismo, comprara por un millón de dólares las huellas impresas de sus manos encallecidas. Quintuplicaron su inversión.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies