Signo editores / Literatura a Mil

Ápokar (José A Climent Sánchez)

Comparte este post

Y ahí estaba, frente a la cueva. En una mano el hacha, y en la otra las riendas de kólor, mi mejor amigo.

Aquella mañana me desperté envuelto en un manto de luz brillante. Justo como Mr. Taylor me anunció: «tú sabrás, exactamente, el momento».

Cada gota de sudor resbalaba por mi frente cual témpano de hielo. Las orejas me ardían. La mirada fija en el punto donde la claridad comenzaba a empañarse con la oscuridad de aquel agujero.

Cuando de pronto, algo descomunal irrumpió frente a mí. El estruendo hizo temblar el suelo, y un torbellino de aire gélido me arrastró al borde del abismo que tenía a mis espaldas. Fue gracias a kólor el que no acabase en el fondo.

Después, todo quieto. ¡Y aquel sonido!… aquel rugido que parecía venir del centro mismo de la tierra…

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies