Signo editores / Literatura a Mil

El aparecido IX (Paulo Neo)

Comparte este post

Voy al mismo bodegón casi a diario. La comida es buena, barata y nunca tarda demasiado (fundamental). El vino de la casa es agradable y siempre reconforta un poco, especialmente de noche. Carlos, uno de los mozos, siempre pregunta que tal el libro que estoy leyendo en ese momento. Cuando me ve haciendo alguna anotación, sonríe cómplice y alude algo al respecto. En fin, que somos como amigos. O eso creía yo. Porque anoche, como de costumbre llegué a la hora de la cena. Cuando me iba y como me pareció raro no verlo, pregunté por él en la barra. La contestación me dejo atónito: en ese lugar nunca trabajó alguien llamado así. Terminé convenciéndome de algo que ya intuía. Pero es tarde para cambiar de bar. Un hombre no es más que sus costumbres.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies